Edificio Mare de Deu

Profesional, Residencial, s. XXI, Proyectos y Obras

Edificio Mare de Deu

Localización
Barcelona.

Propiedad
Regesa.

Arquitecta
Blanca Lleó.

Colaboradores
Camilo Garcia, Constanza Temboury, Diego Simón, Marcelo Noeling, Luis Gutiérrez, NB ingeniería estructuras, JG instalaciones.

Superficie proyecto
9.000 m2.

Proyecto
2005-2006.

El edificio Mare de Deu del Port situado en las faldas del Monjuïc en Barcelona es un proyecto de 97 viviendas para jóvenes alquiler realizado por encargo de Regesa. El conjunto de 102 metros de longitud y cinco plantas sobre rasante, tiene como centro vital una secuencia diagonal de vacíos concatenados, esto es, espacios sociales de escala intermedia (terrazas, patios cubiertos y locales comunitarios) que actúan como eslabones entre el entorno de la ciudad y el dominio de lo privado.

El programa de viviendas para jóvenes, se completa con una guardería y un centro ocupacional; ambas dotaciones se localizan en planta baja, al igual que las normativas viviendas adaptadas. El conjunto también cuenta con estacionamiento para bicicletas, motos y coches.  Agrupar en el  edificio un programa diverso, con usos y horarios de grupos de edades y formas de vida tan distintos, garantiza la convivencia cívica y la sostenibilidad social.

Cada uno de los apartamentos, dispone de una superficie de 40 m2 con un cuarto de baño y un frente de cocina integrado. Se trata de un espacio diáfano y por tanto de libre organización, de modo que las acciones vitales cotidianas (dormir, leer, comer, conectarse, descansar, etc.) y su correspondiente mobiliario, determinarán la distribución de acuerdo a los intereses de cada usuario. Contigüos a las viviendas, dos salones colectivos multiusos con lavandería situados en las plantas segunda y tercera, propician la comunicación y el intercambio entre vecinos.

La ajustada superficie de cada vivienda se amplia virtualmente por medio de una gran apertura al exterior y gracias a la altura generosa de techos. Cada alojamiento tiene un gran ventanal de 6,80m de frente y 20m2 de desarrollo; de modo que la apertura al exterior es tan amplia como la mitad de la superficie útil del apartamento. La fachada se resuelve en dos capas para asegurar el ahorro energético: una es la superficie acristalada ya descrita que proporciona en invierno la máxima incidencia de los rayos solares, y la otra por delante de esta, comprende un sistema de lamas verticales practicables para el control solar y el oscurecimiento. Este filtro en celosia de fundición de aluminio y panel fenólico, ha sido  diseñado y producido ex-profeso con la empresa Llambí. Por otra parte, la densidad compacta del conjunto, queda matizada por una serie de vacíos en fachada, que garantizan la ventilación cruzada y la integración de la montaña mágica de Montjuïc.

El sistema constructivo empleado es una apuesta por la industrialización y la sostenibilidad. El sistema de “molde total” empleado supone una innovación y un ahorro considerable de tiempo y materia. La estructura, la fachada y las divisiones internas se ejecutan de una sola vez con pantallas continuas de hormigón armado de 7, 10 y 16 cm de espesor, ejecutadas con encofrado de aluminio. La patente, los operarios y el molde -realizado para este proyecto- provienen de Colombia. El proceso de ejecución en serie de las viviendas comienza con la armadura mínima general de las pantallas y losas de cada unidad. Sobre este entramado se replantean y fijan todas las instalaciones. A continuación se encofra y se vierte  el hormigón superfluido, y en 24 horas se desencofra. En esta fase de “obra gris”, se ejecuta una vivienda al día como media. A continuación ya solo queda fijar carpinterías, solados y directamente pintar. Este sistema “cero escombros” es una solución ecológica y sostenible por cuanto evita al máximo generar residuos y despilfarrar energía.

La gama de colores utilizada dentro y fuera del edificio -verde lima, mostaza y azul-gris- se inspira más en los tonos del cielo, el mar y la montaña cercanos que en la monocromática ciudad circundante.

En cuanto al sistema de generación energética, se ha llevado a cabo una fórmula novedosa de auto producción de energía eléctrica. Mare de Deu es el primer edificio de viviendas con un sistema de micro cogeneración, esto es, producción de electricidad a partir de la combustión de gas. Este sistema comprende la producción de agua caliente sanitaria con caldera de gas centralizada y con tarifa plana para todos los inquilinos. La micro cogeneración aporta el consumo habitual de energía mientras que las puntas de consumo son cubiertas por una caldera de apoyo. La electricidad sobrante se vierte a la red de suministro que, por ley, debe comprar restos excedentes.

En paralelo se ha desarrollado el proyecto Lama Girasol, una investigación que ha culminado en una patente y que tiene como objetivo el diseño de un sistema de captación de energía solar fotovoltaica integrado en la arquitectura. El interés de esta propuesta, realizada por encargo de Endesa Energía, radica en la necesidad de acercar a los puntos de consumo las llamadas “huertas solares” que casi siempre se implantan en zonas rurales alejadas.

El principio generador de la idea se basa en la sinergia creada entre los componentes. El sistema Lama Girasol es más que la suma de sus partes: lamas, paneles fotovoltaicos y seguidores solares. Protección y captación solar se complementan y potencian, las lamas protectoras son también captadoras. Así, con un solo dispositivo, conseguimos doble función. La lama captadora fotovoltaica, se mueve como un girasol a lo largo del día buscando la mayor incidencia de la radiación solar. Su accionamiento por medio de un mecanismo sencillo es automático y funciona por defecto (siempre activo salvo orden en contra); este se combina con un control manual que permite al usuario la configuración de su fachada con total libertad. En el sistema participan como usuarios todos los inquilinos, lo que lleva a una corresponsabilidad y a una concienciación activa que resulta esencial para la protección del medioambiente porque informar es sensibilizar; “ojos que no ven, corazón que no siente”. Por eso en la fachada sur que se divisa desde larga distancia viniendo desde el puerto, se propone la instalación de una gran pantalla de LEDS con la información en tiempo real de la captación de energía y la electricidad producida, el consiguiente ahorro y el beneficio para el medioambiente. La información visible es el medio para la sensibilización cívica.

  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 01 copia
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 00b
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 03
  • planta 2.pdf
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 05 copia
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 06
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 07 copia
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 08
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 09
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 11
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 12
  • Edificio Madre de Deu Blanca Lleó 13